sábado, 3 de octubre de 2009





Las cosa quietas llenan..Ocupan espacio tranquilo
en el interior dormido de la casa dulce..La cortina
se mece..La ventana suspira..

Cuadrada..Atravesada por la luz..Sin saber..Sin
pensar..El pliegue delicado..Soy..Envuelto en luz
..Mientras..Una caprichosa fibra de humo..

Serpentea en el aire suspendido...Las cosas siguen
ahí...Quietas...Las vibraciones impredecibles de
motores..Llenas de algo...

...Llenas de vida..De alegría..de necesidad..de do-
lor... de energía.... Interrumpen, esporádicas, el
silencio inamovible..Ninguna alma está

más cómoda..q' el silencio de esta casa..El espíritu
dormido q' sueña y olvida cada minuto

1 comentario:

  1. Me ha gustado leerte.Gracias por tu visita.

    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar